Moda ética, sostenible y sustentable.

Prendas “hechas con amor” siguiendo la historia de la tradición de la sastrería colombiana y el legado de oficios artesanales traídos del viejo continente, como los bordados a mano.

Elaboradas casi en su totalidad a mano en los talleres de pequeños artesanos expertos que trabajan en las vecindades de la sede creativa de Faride Ramos, así como también en su ciudad natal Santa Cruz de Mompox.

Todos y cada uno de los detalles desde los textiles hasta los insumos, son seleccionados minuciosamente por proveedores nacionales e internacionales, que se encuentran principalmente en Bogotá, permitiendo un ciclo productivo alineado a los pilares de la marca mientras respeta el medio ambiente, la huella de carbono y aporta a la economía local y nacional.

El proceso creativo de cada línea de moda de Faride Ramos surge de una inspiración atada a la belleza y la historia del territorio.